Mujeres icónicas de la historia y Marina Ginestà

Mujeres icónicas de la historia
Sufragistas, trabajadoras ferroviarias, moteras, soldados, deportistas… Las sociedades patriarcales han tratado de impedir durante años el progreso de las mujeres en el ámbito público y privado. Sin embargo, en esta galería recogemos las imágenes que demuestran que las mujeres también se han hecho un hueco como protagonistas en la historia.

© Oscar Graubner

Muere Marina Ginestà, la sonrisa que plantó cara al fascismo

Su retrato de miliciana con el fusil al hombro en una terraza de Barcelona, tomado por el fotógrafo Hans Gutmann, la inmortalizó como uno de los iconos de la Guerra Civil

La sonrisa de una miliciana, fusil al hombro, mirando a la cámara en una terraza de Barcelona se convirtió en uno de los iconos más emblemáticos de la Guerra Civil y la resistencia antifascista frente al golpe de Estado que perpetraron militares. Esa sonrisa era la de Marina Ginestà y fue el fotógrafo Hans Gutmann quien la inmortalizó.

Cuando en verano de 1936 posó orgullosa y desafiante en la terraza del Hotel Colón de Barcelona para Gutmann, ella tenía 17 años, un carné de las juventudes socialistas y el sueño de una revolución. Vestida con un uniforme miliciano, con el cabello al viento, pertrechada con un fusil que portó por primera y última vez en toda su vida, ella vivía un momento histórico, la primera victoria del pueblo en armas frente a los militares alzados contra la República. “Es una buena foto, refleja el sentimiento que teníamos en aquel momento. Había llegado el socialismo, los clientes del hotel se habían marchado. Había euforia. Nos aposentamos en el Colón, comíamos bien, como si la vida burguesa nos perteneciera y hubiéramos cambiado de categoría rápidamente”, afirmaba Ginestà en una entrevista con la Agencia Efe en su domicilio de París en 2008.

“La juventud, las ganas de ganar, las consignas,… yo me las tomaba en serio. Creía que si resistíamos ganábamos. Teníamos la sensación de que la razón estaba con nosotros y que acabaríamos ganando la guerra, nunca pensamos que acabaríamos nuestras vidas en el extranjero”, afirmaba en 2008. La decepción de la derrota, el recuerdo “de los compañeros que se quedaban atrás, muchos de ellos fusilados”, se mezclaba entonces con el sueño de que las democracias europeas vencieran al fascismo en la recién iniciada Guerra Mundial.

© Hans Guttmann

El hijo de Marina Ginestà reconoce a EFE el trato dado a la imagen de su madre
El retrato muestra a una joven miliciana de 17 años, de pelo corto, con mirada desafiante y un fusil al hombro que, curiosamente, su protagonista no conoció por azares de la vida hasta 2008, más de 70 años después de ser tomada.
El alemán Hans Guttmann, que trabajaba con el seudónimo de Juan Guzmán, fue quien la realizó en el tejado del antiguo Hotel Colón de Barcelona, sede del PSUC (Partido Socialista Unificado de Cataluña) durante la Guerra Civil.
Marina Ginestà trabajaba allí como mecanógrafa y traductora de francés, y nunca había sostenido un fusil hasta ser reclamada por el fotógrafo.

Guzmán empleó para su realización una película de 35 mm. de alta calidad, AGFA Pankine, que se usaba originalmente en el cine por su capacidad de reproducción.
La fotografía cobró notoriedad en 2008 por la investigación de un documentalista de la agencia EFE, Julio García Bilbao, deseoso de descubrir la identidad de aquella joven.
Tras seguir numerosas pistas, dio con el nombre y circunstancias de la joven, contactando con ella y su familia.

© EFE

Como a rede continua sendo um território quase livre, onde ninguém é de ninguém, vale a pena dar uma olhada aqui…

Witness How Strong Women Are With These 52 Powerful And Life-Changing Photos From The History. Enough To Influence Each Of Us.

Leave a Reply