“Será el Internet como soñamos”

“No va mucho conmigo eso del Facebook”
Vinton Cerf (New Haven, 23 de junio de 1943) parece vestir siempre como un testigo de boda, impecable. Es cercano, afable y buen conversador. Su invento, Internet, inicialmente una red de ordenadores interconectados, ha cambiado la vida de la humanidad. La suya acaba de sufrir un vuelco. Deja de vivir cerca de Washington para residir en Londres seis meses al año. Su puesto de trabajo es el motivo de esta mudanza. El científico es el evangelizadorde Google desde 2005, una mezcla entre propagandista, relaciones públicas y divulgador de la tecnología y de la empresa.

© Santi Burgos

P. ¿A qué dedica su tiempo?
R. Me encanta lo que hago así que no tengo demasiado tiempo libre. Cada semana recibo alrededor de 30 invitaciones para dar charlas, de las que solo puedo aceptar una o dos. Colaboro en las investigaciones de Google, superviso el proceso de contratación de estudiantes y el desarrollo de aplicaciones. También doy mi opinión sobre las inversiones. Esto suena muy futurista, como de ciencia ficción, vamos, pero estoy en un proyecto para mandar una nave a una estrella de aquí a 100 años. Sé que no lo veré, claro, aún así es un privilegio poder proyectarlo.

P. ¿Qué efectos vaticina?
R.
El streaming, por ejemplo, no tendrá sentido salvo para eventos en directo. La descarga será instantánea. La Red estará mucho más descongestionada. Será el Internet como soñamos que tendría que ser al proyectarla, una puerta abierta a nuevos servicios y negocios.

P. ¿Y los globos que han lanzado para para dar conexión sin hilos?
R.
Tampoco afectan a la neutralidad de la red porque no cambian las reglas del juego. De nuevo, se trata de un experimento pero para difundir y dar acceso a quiénes no lo tienen fácil. Empezamos en Nueva Zelanda, después sobrevolaremos Sudáfrica… Los globos van a tener algo parecido a órbita, pero dentro de la atmósfera. Los podremos desplazar en caso de necesidad, para catástrofes o situaciones de urgencia. Por eso debo viajar también a África, porque vamos a usarlos bastante allí.

P. ¿Qué gadgets utiliza?
R.
Mi móvil es un Nexus 4. También tengo una tableta con Android y un Chromebook (todos aparatos de su empresa, Google). Confieso que también tengo un ordenador Macintosh. Me acostumbré al Mac y es lo que tengo en casa. Las gafas Google Glass son mi última debilidad. Me sirven para dictar correos, recibir las instrucciones para llegar a un lugar mientras conduzco, hacer videos de mis viajes o tomar una foto a la etiqueta de un vino que me ha gustado para luego comprar más botellas.

Leave a Reply