O universo universal de Miguel Brieva

Miguel Brieva
Miguel Brieva (Sevilla, 1974) ha publicado viñetas e historietas cortas en una larga lista de publicaciones, ya sea en mayor o menor medida, tanto de cómic (Nosotros Somos Los Muertos, Recto, Tos, El Jueves) como en prensa generalista (El País, Rolling Stone, Cinemanía, Generación XXI). En el caso de El País, durante los meses de julio y agosto de 2008 publicó una viñeta diaria bajo el título “El otro mundo de Miguel Brieva”.
Brieva se dió a conocer en los primeros años del siglo XXI con la serie Dinero, formada en su totalidad por viñetas o pequeñas historietas cortas que se caracterizan por una crítica inteligente al sistema capitalista y a la sociedad consumista y autoeditada en forma de comic-books en blanco y negro por el autor y el sello Doble Dosis.

Miguel Brieva: “El trabajo creativo no debe tener como objetivo el lucro”

¿Es el humor el arma más útil para la denuncia?
El humor es una herramienta fundamental para poner las cosas en su sitio, incluido a uno mismo. Nos distancia de la realidad, como lo hacen ciertas drogas, y nos permiten comprenderla plenamente, de manera desprejuiciada. No sólo es útil para la denuncia, es fundamental para vivir bien, para gozar y conocerse a un mismo tiempo. Si uno lo piensa, en el amor se manifiesta la sensibilidad; en el humor, la inteligencia.

Ha editado bajo licencia Creative Commons. ¿Son alternativas como ésta el futuro de la obra artística?
Desde luego. La sociedad ha de cambiar urgentemente el enfoque de sus prioridades, y esto no es ya una opción política, sino una cuestión de mera supervivencia. Lo colectivo ha de primar sobre lo individual y, en el caso particular del arte y el conocimiento, esto ya es posible gracias a internet y los nuevos formatos digitales. La industria de la cultura, como por otra parte los bancos, las multinacionales, las grandes instituciones de poder, están obsoletas; pertenecen a otro tiempo, a una manera de entender el mundo que se ha desvelado como inhumana y suicida. La cultura libre no es más que el mascarón de proa de toda una serie de cambios que, por el bien de todos, hay que impulsar con urgencia.

¿Ve Internet como una alternativa eficaz para la autoedición?
Es la gran herramienta comunicacional, el mayor invento desde la imprenta de Gutemberg. Es perfecta para compartir creaciones y conocimientos, que a fin de cuentas es lo que uno busca con la autoedición. Esperemos, por el bien de todos, que siga siendo libre y que lo sea más aún, que despliegue todo su potencial como gran archivo colectivo y accesible de los logros humanos.

En sus páginas la televisión es un elemento con capacidad de defecar físicamente bostas muy envidiables. Entendiendo su percepción y aún así, ¿salvaría algo de la televisión actual?
No mucho. La televisión, entendida como ese canal monodireccional de emisión de contenidos cerrados e interesados, también está al borde de la desaparición.

Si en un universo paralelo y con más sentido del humor la Enciclopedia Universal Clismón fuera materia de estudio en las escuelas, ¿la sociedad saldría ganando?
No sé si ese libro u otro, pero el humor y la poesía en las escuelas, como parte fundamental del proceso educativo, siempre será algo positivo. Todos recordamos durante años a aquel profesor que nos hacía reír o nos cautivaba por la pasión que ponía en su trabajo.

¿Los niños están condenados a la idiotización?
Condenados a ser fiel reflejo de lo que sus adultos son y desean para ellos. Si nuestra sociedad discurriera sensatamente, nuestros niños heredarían ese rasgo. En una sociedad inmoral como la nuestra, los niños simplemente adoptan los hábitos que les harán sobrevivir más cómodamente. Por eso, en estas circunstancias, cada persona con conciencia y dignidad es como un pequeño milagro en sí mismo.

¿Existe la esperanza de una época mejor para la humanidad o el Apocalipsis es cada vez más inminente?
Por supuesto que existe la posibilidad de algo mejor, de hecho está permanentemente al alcance de nuestra mano. Pensar que no es así es un acto de cinismo, de negación de lo humano. El entendimiento nos conduce al pesimismo porque los antecedentes no son precisamente halagüeños, pero el corazón siempre nos insufla esperanza. Si no, es que estamos muertos en vida o somos sencillamente imbéciles.

Sueños & Delirios

Imagens © Miguel Brieva

One Response to “O universo universal de Miguel Brieva”

  1. [...] O universo universal de Miguel Brieva [...]

Leave a Reply